viernes, 4 de enero de 2013

Reciente meca de inversores inmobiliarios! Épidémie En Uruguay!

Junto con las inversiones, en la década los importes se han multiplicado hasta por diez en Punta del Este, ubicada a 140km de la capital Montevideo.

Mientras las playas se llenan de extranjeros y las calles de lujosos automóviles en el principio de la saga alta veraniega, las recientes construcciones invaden el exclusivo balneario uruguayo Punta del Este, trasformado en refugio de inversores tras la aprietos económica mundial.
Tradicional reducto de la élite de los vecinos Argentina y Brasil, el balneario ubicado 140 kilómetros al este de Montevideo ha ampliado su progreso, desde la tranquila Laguna del Sauce (15 km al oeste de Punta del Este) hasta José Ignacio, antiguo pueblo de pescadores trasformado en reducto ultrachic (40 km al este del medio), cruzando por La Barra, dominado por los jóvenes.
“Todo arranca en 2001, 2002. Y en 2008 hay un giro paradigmático, mundial, el quiebre de la confianza financiera. En donde los inversores tuvieron miedo de perder todo y se volcaron grandemente a invertir en bienes genuinos, tocables”, aclaró a la AFP Juan Carlos Sorhobigarat, director de la inmobiliaria Terramar, afiliada a Christie’s Real estate international.
“En el caso de Uruguay y Punta del Este, fue en tierra o en bienes, apartamentos, casas, campos en producción, locales comerciales, todo”, añadió.
Junto con las inversiones, en la década los importes se han multiplicado hasta por diez.
“En José Ignacio, un lote en el casco antiguo costaba 80.000 (dólares) y hoy 800.000. En un circulo cerrado en La Barra costaba 50.000 y hoy cuesta 300.000. Todas las cosas han subido entre cinco a diez veces por lo poco”, sostuvo Sorhobigarat, quien considera que a aprietos financiera de 2008 “aceleró ese procedimiento” ante la falta de posibilidades de inversión.
Los apartamentos en el medio de Punta del Este pueden cotizarse así de 1.300… a 6.000 dólares el metro cuadrado.
Luis Borsari, Mandatario de la Cámara Uruguaya de Turismo, coincide en que “inmediatamente en seguida de la aprietos de 2001-2002, vinimos con un progreso incesante, que creo que arribó a su pico más alto en 2011″, cuando se construyeron “muchos metros cuadrados y de excelencia”.
Tras sumar 1,8 millones de metros construidos entre 2005 y 2010, solo en 2011 la intendencia de Maldonado recibió una cifra inédita de 700.000 metros cuadrados en solicitudes de construcción.
Pero en 2012 las prohibiciones impuestas por el gobierno de Argentina -de donde proviene la mayoría de los turistas e inversores de Uruguay- a la compra de divisas y la llegada de capitales, al mismo tiempo de la firma de un tratado de intercambio de información tributaria entre los dos países, generó inquietud entre los empresarios locales.
De hecho, en 2012 las solicitudes de construcción cayeron, al entorno de 400.000 metros cuadrados.
“No hay ningún apunte de que se hayan frenado las inversiones argentinas. Uruguay continua siendo confiable para el inversor”, aseguró sin embargo el intendente de Maldonado Oscar de los Santos.
El jerarca sostiene que 2011 fue un año “extraordinario”, que las construcciones en 2012 continuan por sobre del promedio del espacio 2005-2010 y que “lo ideal” sería que fueran entre 300.000 y 350.000 por año.
Señal de que el balneario continua despertando provecho, así mismo fuera de la región, fue el anuncio en diciembre del desembarco del magnate estadounidense Donald Trump con una inversión prevista de 100 millones de dólares en la Trump Tower Punta del Este, proyecto ejecutado en asociación con un grupo empresarial argentino.
“Son señales enormemente descomunales de provecho en la inversión que generan un mejor estado de ánimo para alcanzar otros inversores”, evaluó De los Santos, que manifestó enfáticamente que así mismo están arribando capitales desde Brasil, sobre todo apasionados en progreso hotelero.
Aunque los argentinos continuan marcando el termómetro de la inversión, los brasileños se van haciendo un lugar, coincidió Sorhobigarat, explicando que son quienes alquilan las propiedades más lujosas y han pasado de representar hace cuatro años el 10% de su cartera de clientes al 40%.
“Para Uruguay, tener a Brasil al lado es como tenerlo a Estados Unidos. En los siguientes 20 años va a ser un factor delimitante para la consolidación de Punta del Este como balneario internacional”, manifestó enfáticamente.
El 65% de los metros cuadrados autorizados en 2012 son para viviendas individuales o edificios de hasta cuatro pisos, manifestó enfáticamente el intendente De los Santos, que defiende que es factible un progreso “preservando el perfil de bosque urbano” del balneario.
Para Carlos García Santos, Mandatario de Destino Punta del Este, organismo público-privado dedicado a promocionar el balneario, el lugar tiene “ciertos topes naturales” que respaldarán a que el balneario no se convierta en una urbe como Miami, por dechado.
“Hay otro tipo de progresos, como circuloes de campo, chacras marítimas, hay topes a la construcción. Nos hallamos generando con el propio progreso espacios donde la naturaleza va a continuar predominando”, aseguró quien considera no obstante que se está “a infinita distancia de las eventualidades que hay”.
“¿Dónde está el techo? Esta consulta nos la venimos haciendo hace 40 o 50 años”, sostuvo. “Sí conocemos que tenemos que cuidar, morigerar y conservar con mucha capacidad este lugar con esa excelencia de vida que ha disfrutado hasta ahora, dentro del marco de Uruguay natural”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada